¿Cómo funciona?

La terapia de vapor + ozono es el tratamiento mas avanzado y realmente efectivo para celulitis, flaccidez, disminución de peso, adiposidad localizada, modelado corporal, terapia de oxigenación, tratamiento antiedad, bactericida y viricida, relajante muscular y nervioso, eliminador de toxinas, acelerador metabólico y fortalecedor de las defensas naturales.

¿Cómo lo hace?

La combinación exclusiva del baño de vapor con el generador de ozono producirá en su cuerpo los resultados que siempre le prometieron y nunca pudieron cumplirle.

La introducción del ozono en el gabinete cuando los poros de la piel están abiertos debido al calor producido por el generador de vapor traerán a todos una experiencia personal con ozono desde una nueva perspectiva.

La hipertermia artificial inducida (que eleva los resultados del cuerpo en la destrucción de bacterias y de virus) combinada con el efecto sudante y de limpieza iniciado por el ozono dará lugar a la eliminación de las toxinas acumuladas principalmente en el sistema linfático que releva el hígado de la tarea difícil de tratar con ellas.

La producción de los glóbulos blancos de la sangre (los agentes primarios del sistema inmune) aumenta, la generación de anticuerpos se acelera, al igual que la producción del interferón, una proteína contra viral que también tiene características de lucha contra el cáncer de gran alcance.

Aunque la fiebre artificial inducida por sudor terapia no tiene el efecto comprensivo de la fiebre verdadera, produce un efecto llamativo sobre un número de procesos corporales.

Además, como en el caso de la fiebre inducida corporal, la temperatura levantada durante la fiebre artificial reduce el índice de crecimiento de la mayoría de las bacterias y de los virus, dando la oportunidad al sistema inmune de movilizar sus propias fuerzas.

Aparte de los efectos de la terapia del sudor que estimulan el sistema inmune, es uno de los tratamientos de desintoxicación más eficaces y sin dolor disponible.

El sudor casi contiene los mismos elementos que la orina, y por esta razón, la piel a veces se llama el tercer riñón. Se estima que tanto como el 30% de los desechos corporales son eliminados por la transpiración.

El tratamiento con vapor estimula el sistema cardiovascular, aumentando la circulación de la sangre, pero no la presión arterial, puesto que el calor también hace dilatar el vaso sanguíneo minúsculo en la piel, acomodando el flujo creciente de la sangre.

La dilatación de los vasos capilares permite a la circulación sanguínea llevar las grandes cantidades de alimentos a la piel, realzando el estado nutritivo de la misma.

La acción del ozono genera un bienestar en el ámbito circulatorio, por la presencia de oxigeno activo.

Debido a su gran poder oxidante, el ozono ejerce las siguientes acciones biológicas principales: restauración de la piel, acne, micosis cutánea, problemas de cicatrización, drenaje linfático, elimina tejido adiposo, reduce la celulitis, reafirma y tonifica los músculos, favorece la diuresis, acción anti inflamatoria interna y externa, acción bactericida y viricida en las zonas con problemas fúngicos, mejora la función respiratoria y es un fuerte relajante muscular y nervioso, por una mejor oxigenación sanguínea.

Contribuye además a la eliminación de manchas de la vejez, quemaduras solares, etc.

¿Qué es el ozono?

Es un gas que se encuentra en la atmósfera, protegiendo la penetración de los rayos ultravioletas a nuestro planeta, formando un escudo protector, que contribuye a la protección de la vida en nuestro planeta.

¿Cuáles son sus aplicaciones?

El ozono posee notables y poco conocidas propiedades bactericidas, viricidas y antimicóticas (superiores al cloro). Es además un estimulador biológico ya que estimula la formación de nuevos tejidos de nuestra piel.

Dado su carácter reactivo atraviesa el tejido cutáneo, disolviéndose completamente en los líquidos que bañan nuestras células.

El tratamiento con ozono produce una movilización de todas aquellas sustancias que producen la celulitis, y sus resultados son asombrosos, devolviéndole a la piel todo su vigor.

Contribuye además en la eliminación de toxinas y actúa como revitalizador orgánico integral.

¿Qué es la ozonoterapia?

Consiste en el empleo terapéutico del ozono para combatir la celulitis, entre otras alteraciones.

Tras varias experiencias clínicas se ha demostrado que este gas, en principio tóxico para el hombre, se puede suministrar a las personas sin ningún peligro, siempre que se evite la vía inhalatoria.

Entre sus «virtudes» destacan su capacidad para activar el metabolismo de las grasas así como sus propiedades antinflamatorias, bactericidas y analgésicas.

Además, aumenta la glicólisis, disminuye el ácido úrico y activa la micro circulación.

Los beneficios de usarlo

Apto para lograr la perdida de esos kilos de mas, reducir la celulitis, reafirmar, modelar y tonificar el cuerpo con los últimos avances tecnológicos.

Después de un día de stress agotador ofrezca a sus pacientes el relax y placer que necesita, con el beneficio de perder grasa y recibir una sesión de ozonoterapia.